February 21, 2019

November 21, 2018

Please reload

Entradas recientes

Simposio Enfermedad Renal

October 10, 2018

1/4
Please reload

Entradas destacadas

Ejercicio de Resistencia y la Salud Cerebral

 

Es bien conocido que cuando entrenas con cargas pesadas y aumentando la resistencia muscular obtienes como resultado un incremento en la fuerza, la potencia y un rápido crecimiento de la masa muscular. Lo anterior es un objetivo alcanzable con disciplina y un régimen adecuado de alimentación. Hay que anotar que el desarrollo de masa muscular no es algo nuevo, este campo ha sido ampliamente estudiado por científicos desde los años 90s en atletas y halteristas.

     Con un fuerte entrenamiento se logra desde la liberación de hormonas y factores importantes para la vida de las células, hasta la construcción de nuevo musculo fuerte y voluminoso, sin embargo hay más beneficios en el interior. Estudios recientes sugieren que con tan solo 20 minutos de entrenamiento de resistencia obtenemos beneficios directos para el principal órgano al mando del control las funciones del cuerpo: el Cerebro.

     Un estudio muy interesante de la Universidad de Georgia publicado a finales del 2014 revela como una sola sesión de ejercicio de resistencia ayuda a mejorar la memoria (1). Para el experimento los investigadores le pidieron a un grupo de 46 adultos jóvenes que memorizaran una serie de 90 fotografías; la mitad de ellos haciendo alrededor de 50 repeticiones en una maquina de extensión de pierna, mientras la otra mitad de los participantes sentados sin hacer ejercicio. Pasados dos días, los mismos sujetos observaron ahora 180 fotografías, dentro de las cuales se incluía las 90 anteriores, al final se les pregunto cuales de las fotos habían visto previamente y cuáles no. El resultado demostró que los participantes que se ejercitaban mientras memorizaban las series recordaban alrededor del 60% de las fotografías en comparación con el grupo que no se ejercitó quienes lograban recordar menos.

     Por su parte científicos de la universidad de British Columbia en Canadá llevaron a cabo un interesante estudio en el que compararon tres grupos de mujeres con deterioro leve en la capacidad de aprendizaje y memoria (2), lo que antecede a la demencia senil. Estas mujeres fueron divididas en tres distintos grupos con diferentes formas de entrenamiento de la siguiente manera: el primer grupo se entrenó usando ejercicios de resistencia como levantamiento de pesas y squats, lunges, y lunge walks; el segundo grupo recibió entrenamiento de tipo aeróbico que comprendía de caminatas al aire libre; el último grupo se ejercitó con clases de estiramiento y balance corporal, en este grupo la condición era usar únicamente el peso de su cuerpo sin carga adicional. El entrenamiento se llevo a cabo durante 6 meses, 2 veces por semana y se evaluó al principio y final del periodo la salud mental de las participantes. Los resultados favorecen al entrenamiento de resistencia al ser el grupo que obtuvo más beneficios como la mejora de la memoria y la función cerebral. Estos hallazgos resultan prometedores considerando que la memoria es una de las funciones que primero se deteriora en envejecimiento y enfermedades neurodegenerativas.

     El mismo grupo de investigación además de que midieron las funciones cognitivas, en otra de sus publicaciones analizaron las características estructurales en el cerebro de esas mujeres en entrenamiento. Sus hallazgos demuestran un tamaño mayor del hipocampo en las mujeres entrenadas con ejercicio aeróbico (3). Cabe señalar que el hipocampo participa en el control de actividades cerebrales como las emociones y además la memoria de largo plazo.

     En conjunto estos estudios son ejemplos de las ventajas de la práctica de una modalidad de entrenamiento integral, al tiempo que mejora la condición física mejora incluso la capacidad cerebral.

Es interesante relacionar los datos científicos con lo que experimentamos personalmente, para muchas personas después de un fuerte entrenamiento se experimenta el momento idóneo para plantear ideas y ordenar con claridad las cosas que hacer durante el día y claro esto es el resultado de un conjunto de cambios que suceden después del intenso entrenamiento no solo cardiovascular sino también de levantamiento de pesas y resistencia. En conclusión con solo 6 meses de un buen entrenamiento de resistencia recibimos como beneficio un cerebro mejorado y dispuesto al aprendizaje.

 

Referencias

 

1. Weinberg L, Hasni A, Shinohara M, Duarte A. A single bout of resistance exercise can enhance episodic memory performance. Acta Psychol (Amst). 2014 Nov;153:13-9.

2. Nagamatsu LS, Chan A, Davis JC, Beattie BL, Graf P, Voss MW, et al. Physical activity improves verbal and spatial memory in older adults with probable mild cognitive impairment: a 6-month randomized controlled trial. J Aging Res. 2013;2013:861893.

3. ten Brinke LF, Bolandzadeh N, Nagamatsu LS, Hsu CL, Davis JC, Miran-Khan K, et al. Aerobic exercise increases hippocampal volume in older women with probable mild cognitive impairment: a 6-month randomised controlled trial. Br J Sports Med. 2015 Feb;49(4):248-54.

Compartir
Compartir
Please reload